skype

en qué parte de “la película de tu vida” estás?  

Publicado por alinatijesus

Una web te propone averiguar en qué parte de “la película de tu vida” estás, y cuanto te quede para llegar al consabido “The End”.

Puedes elegir fecha de nacimiento, la edad que tendrás al morir (basada en un estudio previo automatizado a través de otra web, en la que deberás introducir tus hábitos y costumbres), y después elegir la película de tu vida: ‘La Guerra de las Galaxias’, ‘El Gran Lebowski’, ‘El Mago de Oz’, ‘Todo en un día’, ‘Los Cazafantasmas’, ‘¡Qué bello es vivir!’, ‘2001: un Odisea del Espacio’ o ‘La Princesa Prometida’.

Al hacer el cálcula pulsando el botón “I’m feeling mortal”, automáticamente te lleva al punto de tu vida en el que “estás”, con un fotograma de esa película, una pequeña descripción de la escena, porcentaje de vida “consumido” y tiempo restante para el “Fin”.

¿Curioso, no? Pues el enlace para visitar la web está aquí abajo. Yo ya sé en que parte de ‘¡Qué bello es vivir!’ estoy…
me dice que estoy por aqui http://www.amberdigital.com/where/index.php?bornDate=66610800000¤tDate=1241995033703&age=77.6&movInd=5
Enlace: Where are you in the movie?

si te gusta este tema sigue leyendo...

CASINO ROYALE  

Publicado por alinatijesus

MI CRITICA

Primero decir que no soy nada entendido en la saga de JAMES BOND, he visto alguna suelta pero no tengo una visión amplia para hacer una crítica general, por lo que será una critica particular.

Me ha encantado, genial genial, empezando por los créditos del principio que me parecen muy originales con la baraja francesa.

Otro capitulo a destacar de la peli es la persecución de Bond por toda la obra tras el malo, con mucha, mucha acción con escenas alucinantes escalando por la grúa (otra cosa original que se sale de lo normal en las pelis de acción).

Muchas escenas de barajas, partidas y poker pero que no se te hacen pesadas, lo dicho recomendable para pasar el rato.

casino-royale

NOTAS DE LA PELI

Casino Royale es la vigésima-primera película de 007, estrenada en noviembre de 2006. Daniel Craig es James Bond relevando a Pierce Brosnanen el papel.

Casino Royale es un reinicio a la serie de James Bond, y trata sobre la primera misión de James Bond como agente doble cero. Este filme fue dirigido por Martin Campbell (quien dirigió "GoldenEye") y volvió Judi Dench en el rol de M.

La película marca la tercera adaptación para la pantalla de la primera obra Bond escrita por Ian Fleming. De todas maneras la versión presente es la única adaptación "oficial" reconocida en la franquicia EON Producciones.

SINOPSIS

La película comienza en Praga donde James Bond es recién ascendido al estatus de agente 007 al haber asesinado a dos personas, aunque todavía no perfecciona su técnica, cosa que demuestra cuando mata a un fabricante de bombas en una embajada en Madagascar después de una persecución olímpica.

La escena inicial es una gran demostración de acción y de Parkour por uno de sus creadores, Sebastien Foucan. Después de este incidente, Mse arrepiente de haberlo ascendido debido a su comportamiento impulsivo en la embajada al decir que violó la única e inviolable norma. M lo comienza a buscar; Bond se esconde, pero continúa investigando la relación con el fabricante de armas. La encuentra al penetrar clandestinamente a la casa de M y espiar su ordenador descubre que pasa que relación tenía el fabricante de bombas al que asesino ,mientras busca en el ordenador de M esta la pilla fisgando. Bond tiene un diálogo interesante con ella. Bond Se va a las Bahamas, aparentemente de vacaciones, donde buscará a la última persona que marcó el celular del traficante de bombas a través de una identificación llamada ELLIPSIS, llamado Dimitrios, que al parecer está relacionado con el fabricante de bombas que asesinó, y a su bellísima esposa, Solange, con quien tiene una aventura.
Se encuentra por primera vez con Dimitrios en el casino del Oceans Club de las Bahamas jugando al poker donde Dimitrios desesperado se juega todo el dinero que tiene (en fichas) y lasd llaves del coche. Al principio no le dejan que apueste el coche pero el mismo Dimitrios dice que está en la mesa y James Bond dice que haga lo que quiera. Dimitrios posee dos reyes los cuales uno que está en la mesa sumando estos tres Dimitrios consigue un trío de reyes. Pero Bond logra con dos ases un trío de ases.(El juego de poker es el abierto a 7 cartas).

Bond se queda con el Aston Martin de Dimitrios y pasa enfrente de Solange, la mujer de Dimitrios, Bond la lleva hasta su habitación del hotel donde tiene una relacón sexual hasta que a Bond lo llaman.

Posteriormente, Bond sigue a Dimitrios hasta Miami, donde lo mata y frustra un atentado terrorista que consistía en destruir el prototipo del avión más grande del mundo, asesinando al terrorista con su propia bomba en escalofriantes escenas de acción. El triunfo de Bond provoca grandes pérdidas de dinero al banquero del terrorismo Le Chiffre (Mads Mikkelsen), subordinado de Mr. White. Al ver en peligro su existencia por la pérdida del dinero, Le Chiffre organiza una partida de poker en el Casino Royale de Montenegro con el propósito de recuperar los fondos perdidos.

Más adelante, M le dice a Bond que debe dejar sin fondos Le Chiffre. Para esto ha de asistir a la partida organizada por éste y derrotarlo. Bond estará acompañado por Rene Mathisagente del gobierno frances, y la hermosa e inteligente tesorera Vesper Lynd, quien le surtirá con fondos gubernamentales para jugar (diez millones de dólares inicialmente, y si considera prudente, cinco millones más después). Bond pierde el dinero inicial y Vesper se niega a darle los otros cinco, pero Felix Leiter agente de la CIA se presenta con él y lo financia para que siga en el juego.

Bond logra derrotar a Le Chiffre, y después va a cenar con Vesper. Durante la cena le llega un mensaje a Vesper, supuestamente del agente Mathis, así que sale del hotel, pero es secuestrada por Le Chiffre. Bond va a perseguirlos, pero de repente encuentra a Vesper en medio del camino como una carnada viviente, por lo que da un volantazo que provoca la destrucción de su auto, lo que permite que sea capturado también por Le Chiffre, quien le revela que Mathis es un contraespia. Es torturado brutalmente por Le Chiffre, quien quiere el dinero, pero es interrumpido por Mr. White, que lo asesina al darse cuenta de que no es un agente confiable.

James Bond despierta en un hospital junto a Vesper, los dos van a Venecia donde viven un apasionado romance, Bond se enamora de ella y aparentemente es completamente correspondido y Bond escribe una carta de renuncia a M. Cuando Bond va por provisiones mientras Vesper supuestamente se dirige al banco, recibe una llamada de M para preguntarle cuándo depositará el dinero. Entonces busca a Vesper y la ve llevando la maleta del dinero, y la sigue hasta un edificio donde se encuentra con un secuaz de Mr. White -el hombre del parche en el ojo-, a quien le entrega el dinero. Bond desilusionado trata de quitárselo, pero el edificio se desploma en medio de un canal y el secuaz y Vesper mueren ahogados a pesar de los esfuerzos sobrehumanos de Bond por rescatarla, aparentemente Vesper se inmola por Bond.

Mr.White ve la escena y se lleva el dinero. Bond le comunica a M lo que pasó, y se da cuenta de que Vesper le había dejado el número de teléfono celular de Mr. White, por lo que Bond lo busca y la película termina con una escena donde Bond le dispara a Mr. White, siendo la única vez en la que suena el el tema de James Bond. Así como la frase que lo introduce "My name is Bond, James Bond". En este film, Bond muestra sentimientos verdaderos por Vesper y nunca la olvidará a pesar de que la negará en el futuro.

007-casino-royale--

FICHA TECNICA

Dirección: Martin Campbell.
Países:
Reino Unido, República Checa, Alemania y USA.
Año: 2006.
Duración: 144 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Daniel Craig (James Bond), Eva Green (Vesper Lynd), Mads Mikkelsen (Le Chiffre), Jeffrey Wright (Felix Leiter), Judi Dench (M), Giancarlo Giannini (Mathis), Caterina Murino (Solange), Simon Abkarian (Dimitrios), Jesper Christensen (Sr. White), Ivana Milicevic (Valenka), Tobias Menzies (Villiers), Sébastien Foucan (Mollaka), Isaach De Bankole (Obanno).
Guión: Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis; basado en la novela de Ian Fleming.
Producción: Michael G. Wilson y Barbara Broccoli.
Música: David Arnold.
Fotografía:
Phil Méheux.
Montaje: Stuart Baird.
Diseño de producción: Peter Lamont.
Vestuario: Lindy Hemming.
Estreno en Reino Unido: 16 Nov. 2006.
Estreno en España: 24 Noviembre 2006.

ENLACES

CÓMO SE HIZO "CASINO ROYALE"
Notas de producción © 2006 Sony Pictures

  Con su papel principal en CASINO ROYALE, Daniel Craig se une al grupo de élite de actores que se han puesto el esmoquin impecablemente confeccionado del súper espía por excelencia, James Bond. Los productores desde hace muchos años de la franquicia de James Bond, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, lo han descrito como “el actor británico definitivo de su generación”. Craig dice que fue un honor para él que le pidieran interpretar al icónico agente del MI6, pero estaba especialmente atraído por CASINO ROYALE, por la complejidad emocional del guión y el modo en que su personaje evoluciona durante el curso de la película. “En esta película James Bond es un personaje más oscuro, tal y como Ian Fleming lo escribió originalmente”, dice el actor. “Empezamos justo al comienzo de la carrera de Bond, cuando no es tan agradable. Es un solitario, y no le gusta involucrarse con la gente. Aun así, a medida que avanza la película se hace más refinado”.

Mientras llevaban a cabo su exhaustiva búsqueda de un nuevo actor principal para la vigésimo primera entrega de la increíblemente exitosa franquicia, Broccoli y Wilson querían una prueba con garantía por lo que “Cuando hicimos audiciones para el papel de Bond, pedimos a los actores que hicieran la escena de Desde Rusia con Amor, donde Bond conoce a Tatiana Romanova”, dice Wilson. “Esa escena tiene todo lo que quieres saber sobre un Bond potencial —drama, romance y acción”.

Craig pasó la prueba con nota, según Broccoli: "En cuanto lo vimos supimos que Daniel era la elección obvia para James Bond. Es carismático, versátil y sexy. El papel es un gran desafío, pero nos ha demostrado que es un Bond increíble".

Craig, cuyos créditos anteriores en pantalla incluyen Munich, Camino a la Perdición y Lara Croft: Tomb Rider, estaba trabajando en Baltimore cuando recibió la noticia de que había conseguido el codiciado papel. “No había nadie más, así que salí solo a tomar una copa y celebrarlo. Por supuesto, no podía empezar a decirle a la gente del bar que yo era James Bond. Probablemente me hubieran echado o hubieran llamado al hospital para que me recogieran”.

Sin embargo, en cuanto la realidad de la situación se asentó, Craig dice que estaba ansioso por empezar a prepararse para el papel. Conocía los retos físicos que tendría que afrontar, así que el actor se embarcó en un riguroso plan para mejorar su forma física para el rodaje. Ese esfuerzo mereció la pena tan pronto como empezó la producción en el estudio Modrany a las afueras de Praga. La primera escena que rodó fue la estremecedora secuencia de persecución en la que Bond persigue al aspirante a terrorista Mollaka por la Embajada de Nambutu.

2006-Aston-Martin-DBS-James-Bond-Casino-Royale-Daniel-Craig-1024x768 

“Quería hacer toda la acción que pudiera, para que el público pueda ver que soy yo y que es real", dice Craig. "Creo que me convertí en lo que se podría calificar como un deportista, lo que significaba lesionarse y seguir, recibiendo palizas hasta el siguiente nivel de dolor. Aunque Gary Powell y su equipo de especialistas hicieron un trabajo fantástico cuidando de que todo fuera lo más seguro posible, si no te magullas interpretando a Bond, es que no lo estás haciendo bien”.

“Daniel será una revelación para el público”, predice el director Martin Campbell, que también dirigió a Pierce Brosnan en su debut como Bond en GoldenEye. “Combina la dureza con el encanto y el sentido del humor, y como esta película está, sobre todo, centrada en el personaje, su profundidad y su atractivo encajan perfectamente en el papel. Al mismo tiempo, tiene un gran aspecto físico y ha demostrado ser excelente en las escenas de acción”.

Craig devuelve el cumplido, reconociendo que Campbell ha impulsado al reparto y al equipo e, incluso más importante, traduciendo la electricidad que había en el set de rodaje en entusiasmo en la gran pantalla. “Martin levanta a cualquiera. Obviamente necesitas ese nivel de energía en las secuencias de acción, aunque es igualmente válido en las escenas más tranquilas y dramáticas como el torneo de poker”.

  Tras una búsqueda extensiva, los cineastas ofrecieron a la actriz francesa Eva Green el papel de Vesper Lynd, la belleza seductora y enigmática que roba el corazón del aparentemente impermeable, James Bond.

“La relación entre Vesper y Bond es la columna vertebral de la historia, y necesitábamos una actriz que tuviera presencia delante de Bond”, dice Campbell. “No hay duda de que éste es el mejor papel femenino de todos los libros de Fleming, así que hicimos muchísimas pruebas para asegurarnos de que contratábamos a la actriz más idónea. Eva tiene todas las cualidades que buscamos: es una fantástica actriz, es guapísima y tiene un aire de misterio en torno a ella, lo que es esencial para el papel de Vesper. Eva trabajó increíblemente duro para crear este papel y llevarlo a sitios que no había leído en el guión. Ha sido fantástico verla trabajar y ampliar el personaje”.

  Green, natural de París, que hizo su debut cinematográfico en el apasionado drama de Bernardo Bertolucci de 2003, Soñadores, explica qué fue lo que le atrajo del papel de Vesper, la primera mujer de la que Bond se enamora y por la que finalmente se siente traicionado: "Es uno de los mejores guiones que he leído en mucho tiempo. Es profundo, con montones de giros y cambios, y la historia de amor me conmovió. Vesper es una persona compleja. Está llena de secretos y creo que por eso Bond se siente atraído —porque no puede ver a través de ella. Es como una esfinge. Tiene muchas capas —es aguda, picante, ágil de mente, pero también vulnerable. Ella y Bond se provocan mutuamente, siempre están bromeando y se comprenden el uno al otro de forma superficial”.

“Vesper no es la clásica chica Bond, que va en bikini, es sexy y dispara armas", continúa Green. "En ella hay mucho más que eso. Es la primera mujer sobre la que escribió Ian Fleming y tiene una gran repercusión en la vida de Bond. Ella es la raíz de todas las mujeres Bond que siguen y explica por qué él se comporta así con esas mujeres".

“Hipnótico y magnético” son las adjetivos que utiliza Green para describir a su compañero de reparto Craig. “Es un caballero y es fuerte, y no es amanerado. Esa rudeza es atractiva, y probablemente bastante peligrosa. Es sexy y no es consciente de ello, lo que es muy importante para un hombre, y tiene sentido del humor —otro añadido. Definitivamente, creo que en pantalla hay química entre nosotros”.

Green también comparte la pantalla con el famoso actor italiano Giancarlo Giannini, que interpreta a Mathis, un operativo entrecano del MI6 destinado en Montenegro. “Giancarlo está loco en el buen sentido, es muy carismático”, observa. “Se toma su trabajo con relajación, y a menudo tenía un destello travieso en los ojos que hacía difícil poner cara seria en nuestras escenas".

  Aunque no estuvo implicada en muchas de las elaboradas secuencias de acción de la película, Green aprendió a bucear para la escena final, donde se ve atrapada bajo al agua en un ascensor caído dentro de un palacio veneciano destruido. “Tuve que aprender a controlar la respiración bajo el agua”, dice Green. “Al principio daba miedo, aunque por supuesto es perfectamente seguro porque hay muchísima gente que cuida de ti. Además, soy miope, así que realmente no podía ver lo que estaba pasando. Practiqué en agua clara, pero durante las tomas el agua tenía que estar turbia, como la del Gran Canal. ¡Creo que usaron brócoli para darle el color apropiado!”

Green está llena de elogios por el distintivo enfoque de los productores Broccoli y Wilson sobre cómo hacer la película. “Sienten pasión por hacer películas y harán cualquier cosa para conseguir que funcione. No había visto nunca una implicación tan positiva de los productores. Al principio me ayudaron mucho con el personaje. Me hicieron sentir que formaba parte de esta gran familia. Estar rodeada de gente tranquila te quita la presión y puedes simplemente centrarte en el trabajo que tienes delante".

Green cree que la apasionante línea argumental y el romance de CASINO ROYALE le dan el potencial para atraer al público más allá de la legión de inquebrantables fans de 007. “Por supuesto es una película de acción y un thriller, pero también es una historia de amor, y creo que las mujeres se identificarán con Vesper y se conmoverán con sus problemas. En comparación con otras películas de Bond, es mucho más enérgica y realista y se basa más en los personajes que en la acción. Es un James Bond diferente —crudo y sensible— que la gente verá con otra luz. Ves sus debilidades y ves cómo se convierte en el Bond que crees que conoces”.

El actor danés Mads Mikkelsen estaba encantado de asumir uno de los papeles más despreciables (y valorados) del cine —el malo de Bond. “Me atraen los guiones donde mi personaje puede tener algunos secretos, así que fue perfecto cuando me ofrecieron el papel de Le Chiffre, ‘la cifra’, un hombre sin nombre real. Muchos actores dicen que interpretar al malo es más interesante que interpretar al bueno porque su personaje siempre tiene algún giro. Pero yo creo que cuando interpretas al malo, a veces intentas mostrar su lado bueno, y que cuando interpretas al bueno, intentas mostrar alguna debilidad, para que no tenga sólo una dimensión para el público. Mi malo Bond favorito fue Christopher Walken en Panorama para Matar. Tiene lo que hay que tener para ser un buen malo —tiene algo bueno y algo malo al mismo tiempo".

Mikkelsen prefirió no leer la novela de Ian Fleming antes de que empezara la producción de CASINO ROYALE, y en su lugar eligió desarrollar su personaje exclusivamente a partir del guión y de sus largas conversaciones con el director Martin Campbell. Anota que Le Chiffre no es el típico malo de las películas de Bond: Más que un loco megalómano que quiere conquistar el mundo, Le Chiffre es un cerebro criminal sin moral con sed por la moneda fuerte.

“Vive en el mundo contemporáneo e intenta hacer todo el dinero posible, como todos los demás”, dice Mikkelsen. “Es elegante e inteligente y no presume de sus éxitos. Raramente se ensucia las manos, pero lo hará si tiene que hacerlo. Cuando lo conocemos es rico y tiene éxito, pero Bond le pisa los talones. Y cuando llega la hora de la verdad no muestra sus emociones —es frío como el hielo”.

Para recuperar sus grandes pérdidas en Bolsa, Le Chiffre organiza una partida de poker en Montenegro para grandes jugadores internacionales con 10 millones de dólares de entrada. El actor tomó clases de poker y ensayó los juegos antes de empezar el rodaje para que las actuaciones fueran frescas y para que las manos pudieran jugar y volver a jugar durante varios días. El propio productor Wilson, que se describe a si mismo como “adicto” al poker, supervisó los ensayos.

“La mayoría de nosotros ya sabíamos jugar al poker y, además de ensayar el torneo, jugábamos al poker por diversión”, dice Mikkelsen. “De hecho, a menudo terminábamos jugando en los pasillos de los estudios Barrandov (en Praga) entre escenas”.

Aparentemente, jugar a las cartas delante de la cámara durante tres semanas sólo avivó el apetito de los actores por el juego. Una noche, Mikkelsen y algunos de sus compañeros actores salieron a un casino de Praga —donde pronto se encontraron con Wilson.

Como la mayoría de los jugadores, Le Chiffre tiene un punto débil —un tic involuntario que revela cómo se siente a través de sus manos, explica Mikkelsen. “Tiene una cicatriz en un ojo, y la vena empieza a hincharse cuando se le acelera el ritmo cardiaco, así que la presiona con el dedo con indiferencia para que pare; pero Bond se da cuenta. Tiene que ser todo lo sutil que pueda, por supuesto, o no ganará muchas partidas de poker. Pero Le Chiffre consigue convertir su debilidad en una ventaja”.

La ganadora de un Oscar, Dame Judi Dench, regresa en su quinta película como M, la dura superior de James Bond en el MI6, el Servicio Secreto Británico. “Ahora Judi es una parte fundamental de Bond, es un tesoro nacional”, dice Campbell.

Al contrario que su papeles previos en GoldenEye, El Mañana Nunca Muere, El Mundo Nunca es Suficiente y Muere otro Día, en CASINO ROYALE se nos muestra un destello de la vida en casa de M cuando el desenvuelto y joven James Bond se cuela en su casa para conseguir el acceso a una base de datos secreta usando su ordenador. "Es una pregunta fascinante", dice Campbell, "¿qué clase de casa crees que tiene M? ¿Una vieja casa georgiana en un barrio elegante de Londres? No, esta mujer está llena de sorpresas, así que nos fuimos a un ático moderno en el río en Canary Wharf, en Londres. ¡Y le queda bien!"

Dench está de acuerdo: “Me encanta el piso que Peter Lamont ha diseñado para M. Creo que extrañará a la gente que esperase que tuviera una casa pequeña en Kensington o un apartamento en Covent Garden. Es muy minimalista, de muy buen gusto. Y por supuesto la dirección exacta es un secreto, excepto para mí, ¡y ahora para James Bond!”

Dench, que ha sido nominada a cinco premios de la Academia y recibió el Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por su interpretación de la Reina Isabel en Shakespeare in Love, también disfrutó de la oportunidad de sacar a su personaje de los confines del cuartel general del MI6, rodando escenas en los estudios Barrandov en Praga y en localizaciones de las Bahamas. También estaba feliz de que la película se alejase claramente de los aparatitos de espías de alta tecnología: "En esta película no tenía que enredarme con ningún aparato, lo que era fantástico, ¡porque ni siquiera sé manejar una plancha!”

En CASINO ROYALE, M acaba de otorgarle a Bond su condición de 00 y su relación con él todavía está en sus primeras etapas. Cuando recibe una reprimenda del Parlamento por culpa de un tiroteo sangriento en una embajada extranjera, la oficial en jefe de Inteligencia le deja perfectamente claro que espera que Bond se ajuste al protocolo. En lugar de eso, él ignora a su superior y se dirige por su cuenta a las Bahamas para investigar los orígenes de una trama terrorista, lo que enfada todavía más a M.

“Después de eso, se muestra reacia a confiarle la responsabilidad de jugar en la partida de poker, pero parece que no tiene alternativa", dice Dench. "Al final de la película comprendes que Bond ha crecido, y M sabe que está ante algo bueno".

Dench aprueba cálidamente al actor que ha tomado el papel de su inconformista subordinado. “Daniel tiene una presencia maravillosa. Es muy guapo y muy fuerte, aunque al mismo tiempo, no querrías estar en su parte mala. Todas estas características son perfectas para un actor. Parece que está relajado en el papel. Estoy segura de que se ponía nervioso, como lo haría cualquier actor, pero no lo deja ver en el escenario. Tiene un gran sentido del humor y siempre he pensado que un sentido del humor compartido es la primera clave para trabajar bien con un actor. También tiende a la propia desaprobación, lo que resulta muy atractivo”.

La venerable actriz de cine y teatro describe al director Campbell, con el que trabajó por primera vez en GoldenEye, como “un par de manos seguras”. “Hice mi primera película de Bond con Martin, y es fantástico volver a trabajar con él. Es muy entusiasta y conoce las condiciones con las que nos gusta trabajar a los actores. Sabe que cuando haces tomas repetidas, necesitas tener una atmósfera de calma y tranquilidad suspendida, para poder pasar rápido a la siguiente toma mientras todo sigue claro en tu mente. No hay nada peor que un descanso enorme entre tomas, en el que la gente se relaja y da vueltas por ahí. Martin es alentador, amable y nervioso. Y conoce el escenario de Bond muy, muy bien”.

La actriz italiana Caterina Murino casi pierde la oportunidad de interpretar a Solange, la bella aunque infeliz mujer del rudo socio de Le Chiffre, Alex Dimitrios. Estaba rodando en Argentina cuando fue la primera sesión de casting en París, pero tuvo una segunda oportunidad cuando estaba rodando en Roma, donde tuvo lugar otra audición. “El día antes de mi cita me caí de un caballo mientras ensayaba y terminé en el hospital con la espalda lesionada. Fui a la sesión de casting con muchísimos dolores (¡casi no podía andar!). Y luego me preguntaron si podía montar y ¡tuve que responder que me acababa de caer de un caballo!

A pesar del duro comienzo, Murino pronto recibió una llamada en su casa de Sardinia ofreciéndole el papel de Solange. “Estaba rodando ese día, vestida como un soldado, con una barba postiza y un bebé (¡lo contrario a una chica Bond!). Todo el mundo me preguntaba: ‘¿Estás segura de que la llamada era para ti?’”

Aunque CASINO ROYALE es el primer papel en cine de Murino en inglés, la actriz de 29 años aprende idiomas con facilidad. “Aprendí francés en cuatro meses para interpretar a la hermana de Jean Reno en una película francesa, y también rodé en español en Argentina. Pero aunque he trabajado en inglés en un drama para televisión, tuve que practicar el idioma —y montar a caballo— durante un par de meses".

Murino describe a Solange como una mujer muy moderna con poco gusto para los hombres. “Mi marido es Dimitrios, la mano derecha de Le Chiffre. Él es fuerte y rico y malo —una poderosa combinación que atrae a las mujeres. Cuando conoce a Bond, su marido acaba de ser muy grosero con ella frente a todo el casino. Decide divertirse un poco y devolvérsela, así que se va con Bond. No sabe quién es él. Sólo es un chico sexy que la invita a tomar una copa. Tienen un sexo fantástico, y luego él se va. Pero ella termina pagando un alto precio por divertirse".

Sobre el atractivo casi universal de Bond para las mujeres, Murino dice, “Siempre nos enamoramos del hombre imposible, del hombre que tienes una noche y que nunca vuelve. James es duro, peligroso, y elegante. Viaja por todo el mundo, pero nunca da su corazón, sólo su cuerpo. No debes enamorarte de él. Entre Bond y Solange la energía es puramente sexual —pura química”.

“Normalmente no encuentro muy cómodas las escenas de sexo”, añade la actriz. “Pero Daniel y Martin Campbell me lo pusieron muy fácil, y me sentí muy tranquila. Martin tiene mucha energía, y mucha autoridad. Puedes ver que le gusta hacer películas de acción, pero también es genial con las escenas íntimas".

Murino dice que estaba emocionada por trabajar con Judi Dench, aunque bajo extrañas circunstancias: “Sólo tuve una escena con Judi y para entonces ya estaba muerta. ¿Puedo seguir diciendo que he actuado con Judi Dench, aunque sólo estuviera haciéndome la muerta?”

La actriz americana nacida en Bosnia, Ivana Milicevic, cuyos numerosos créditos en cine y televisión incluyen "Mind of the Married Man" de HBO, Ojalá Fuera Cierto y Love Actually, interpreta a la mortal compañera de Le Chiffre, Valenka.

“Veía 007 cuando era una niña, y recuerdo estar aterrorizada con el personaje Tiburón en La Espía que me Amó”, dice Milicevic. “De repente ser adulta e interpretar a una villana en una película de Bond es fantástico”.

Aunque la mayoría de la considerable experiencia en la actuación de Milicevic ha sido en dramas y comedias, dice que se sintió como en casa en el rodaje de CASINO ROYALE. “De algún modo, es como estar trabajando en las películas independientes a la que estoy acostumbrada. Hablábamos de las escenas, ensayábamos, discutíamos los detalles y todos exponían ideas. Estaba impresionada de que éste fuera el modo en que Martin Campbell llevaba una película tan grande. Una película Bond parece una familia que sabe exactamente cómo sacar lo mejor de los otros. Te sientes cómoda viendo cómo todo el mundo está centrado en lo que quieren; es fantástico”.

“Espero que a todos los fans de Bond les encante CASINO ROYALE”, dice Milicevic, “pero también espero que la gente que nunca haya visto una película Bond la vea como una gran historia y un gran thriller”.

Sébastien Foucan (uno de los creadores y uno de los profesionales más importantes del arte del Parkour) interpreta a Mollaka, el creador de bombas sorprendentemente rápido y diestro al que Bond persigue por la Embajada de Nambutu. También conocido como “free running”, el Parkour llamó por primera vez la atención del público del Reino Unido en 2003, cuando la BBC emitió un anuncio en el que aparecía un hombre corriendo y saltando por encima de objetos con mucha prisa por llegar a casa a ver la televisión. Más tarde apareció en el thriller de acción policiaco francés futurista, Distrito 13, protagonizado por David Belle, amigo de la infancia de Foucan y uno de los creadores del Parkour.

Basado en la palabra francesa parcours, u obstáculo, Parkour enfatiza el uso de obstáculos en el entorno como accesorios que ayudan al corredor a moverse con rapidez por el terreno. “No sólo es correr y saltar”, dice Foucan. “Tiene que ver con adaptarte dentro del entorno para superar barreras a tu progreso físico. Trata del movimiento fluyendo en libertad. La habilidad de mi personaje es que puede moverse muy rápido para escapar de Bond, así que intentamos encontrar un modo de moverse rápida y eficazmente, más que hacer trucos de especialistas”.

Foucan, que a menudo pasa seis o siete horas practicando Parkour en un circuito especial en su ciudad natal en Francia, se adaptó con facilidad a los rigores del rodaje de CASINO ROYALE. Aún así apreció los consejos dramáticos que recibió de la estrella Daniel Craig. “Daniel me fue de mucha ayuda, dándome consejos sobre cómo actuar con cámaras. Aunque él no practica Parkour, es muy fuerte y le resulta fácil correr y perseguirme. Hemos pasado tres meses trabajando en esta secuencia que quizá esté en pantalla cinco minutos —pero espero que sean 5 minutos intensos, y que la gente los disfrute".

El Parkour se inspira en la acrobacia, el baile, las artes marciales y las formas de arte populares como el cine y el cómic, aunque también en antiguas escuelas de pensamiento asiáticas, dice Foucan. “Sin filosofía, la acción no significa nada. La vida está hecha de obstáculos y desafíos. Superarlos es progresar”.

Martin Campbell, cuyos créditos incluyen los éxitos de taquilla de acción, La Máscara del Zorro y La Leyenda del Zorro, además de GoldenEye, dice que estaba emocionado por asumir el mando de CASINO ROYALE por la transformación que sufre el personaje del agente secreto. “Esta es la primera misión 00 de Bond y tiene mucho que aprender. Al principio comete errores y es reprendido por M. Piensa más con el corazón que con la cabeza, y las cosas van mal. Pero al final de la película se está convirtiendo en el hombre que conocemos. Vemos a Bond enamorarse de Vesper, pero también se involucra en violencia realmente brutal. Esta película es más realista y más implicada emocionalmente que las anteriores”.

Aunque la novela de Ian Fleming en la que está basada la película se publicó por primera vez en 1953, la ambientación de la película es inconfundiblemente contemporánea. Aunque la trama se sigue centrando en el villano Le Chiffre que pierde el dinero de alguien en una conspiración aparentemente a prueba de tontos y organiza un torneo en el casino para intentar recuperar sus pérdidas, la película recupera referencias a la Guerra Fría, como la némesis de Bond, SMERSH, el grupo terrorista internacional más diabólico que ha habido nunca.

Otra actualización de la novela de Fleming es la partida que Bond y Le Chiffre juegan en el Casino Royale. En el libro, la partida es de Chemin de Fer, una variante del bacarrá. Para la película, la partida se cambió por una de Texas Hold’em, en parte por el reciente fenómeno mundial del poker, dice Wilson, pero también porque el poker es un juego de faroles y estrategia que ofrece más posibilidades dramáticas en pantalla.

  Rodar el maratón de cartas de la película resultó ser incluso más duro que algunas de las espectaculares escenas de acción de CASINO ROYALE, dice Campbell. “Esto es lo más difícil que he rodado nunca —diez jugadores en torno a una mesa, jugando al Texas Hold'em, todos mirando sus cartas y a los demás. Mantener la tensión y la continuidad fue una pesadilla. De hecho, sería una buena prueba para los estudiantes de cine como ejercicio. Afortunadamente, el productor Michael G. Wilson es un genio del poker y muy bueno con los números. No podría haberlo hecho sin él".

Wilson describe CASINO ROYALE como la película que los productores originales de la franquicia, Albert R. “Cubby” Broccoli y Harry Saltzman siempre quisieron hacer, pero que no pudieron porque no disponían de los derechos. "Finalmente, en 2000, obtuvimos los derechos para hacer la película, y realizamos el guión", dice el productor. "Es la primera novela de 007 de Fleming, por lo que es un Bond clásico".

Wilson, que es el hijastro de Albert Broccoli y que ha producido y/o co escrito 11 películas de Bond, ha visto la serie de 007 evolucionar durante las cuatro décadas pasadas. “En los 70 las películas se hicieron más grandes y más fantásticas hasta que llegamos a Moonraker en 1979, que era en el espacio exterior. Luego lo volvimos a la Tierra en 1981 en Sólo para sus Ojos. Con Muere Otro Día en 2002 la tecnología empezó a inundar la historia y los personajes, así que nosotros hemos vuelto otra vez a la Tierra, con un Bond nuevo y más crudo, al que vemos adquirir su condición de 00 y encargarse de su primera misión para el MI6”.

Con CASINO ROYALE, dice Wilson, los cineastas querían llevar a Bond “de vuelta a lo básico”. “Necesitábamos volver a llenarnos de energía después de Muere Otro Día y, aunque sabíamos que teníamos un ganador garantizado si seguíamos por el mismo camino, hubiéramos perdido lo que creemos que es importante para la serie".

El productor elogia al director Campbell —con el que había colaborado previamente en el éxito de 1995, GoldenEye— por su talento para contar historias y su compromiso constante por la perfección. “Martin tiene una energía inagotable que impulsa a todos los demás. Espera el cien por cien del reparto y del equipo, dando vueltas por el escenario y preparando listas de tomas. Que ya haya hecho una película de Bond nos da a todos un método válido de trabajo.

Además de servir como productor y consultor de poker en CASINO ROYALE, Wilson también interpreta el papel de un jefe de policía montenegrino corrupto cuya ocupación finaliza bruscamente. “He aparecido en todas las películas desde La Espía que me Amó de una forma u otra —a veces sólo como una mano o una voz. Se ha convertido en una tradición. He sido sacerdote y científico, pero es la primera vez que soy policía”.

Aunque Bond no tiene artefactos de espía en CASINO ROYALE, con la excepción de su kit médico salvavidas radio controlado, pudo pisar el acelerador de dos Aston Martins. “Mostramos como adquirió el DB5, ganándoselo en una partida de poker a Dimitrios, y Aston construyó un nuevo coche para nosotros, el DBS, fabricado en un nuevo color, el Casino Ice. Es una auténtica máquina de carreras que el MI6 da a Bond para conducir en Montenegro”.

“CASINO ROYALE fue la primera novela de 007 de Ian Fleming, presentando a James Bond como un héroe duro aunque vulnerable con un estilo que ahora es el Bond clásico. Era la película que Cubby Broccoli y Harry Saltzman siempre quisieron hacer, pero no disponían de los derechos. Finalmente, en 2000, obtuvimos los derechos para hacer la película y realizamos el guión”.

Martin Campbell, que dirigió GoldenEye en 1995, vuelve a dirigir CASINO ROYALE. “Martin es un director que sabe cómo contar una historia. Trabajamos bien juntos en GoldenEye así que conoce a Bond y a nuestro equipo de producción. Fue una oportunidad fantástica de volverlo a tener trabajando con el nuevo Bond.

La nueva tarea para los productores Michael G. Wilson y Barbara Broccoli era encontrar al actor que interpretara a James Bond en la vigésimo primera aventura en pantalla de 007. Michael G. Wilson explica el proceso de casting. Barbara Broccoli dice: “En cuanto lo conocimos, Daniel Craig fue la elección obvia para James Bond. Es un actor que define a su generación de actores británicos. Es carismático, versátil y sexy. El papel es un gran desafío, pero nos ha demostrado que es un Bond increíble”. Michel G. Wilson añade: “En Daniel tenemos un Bond moderno, que tiene la autenticidad necesaria para redefinir este complejo personaje. Bond es un capitán, que estuvo en la marina, al que acaban de dar la extremadamente rara condición de doble 0 —la autoridad para tomar la decisión de matar por su cuenta. Daniel tiene mucha habilidad para articular las emociones conflictivas que siente Bond. Es un gran actor totalmente comprometido con el papel".

Los productores contrataron a la actriz francesa Eva Green como Vesper Lynd, la primera mujer de la que Bond se enamora realmente. Michael G. Wilson dice: “Eva Green es fantástica. Está destinada a ser una de las principales actrices internacionales de Francia. Vesper es la mujer más importante en la vida de Bond, y necesitábamos a alguien que tuviera todas las cualidades de Vesper —belleza, fuerza, misterio y algo de tristeza. Es igual a Bond. Es una buena persona que se encuentra en una situación insostenible”.

Judi Dench regresa como M. “Ha hecho suyo el papel, así que no podíamos imaginarnos a nadie más interpretando a M”, dice Michael G. Wilson.

La producción comenzó en Modrany y en los estudios Barrandov, en la República Checa, antes de trasladarse a las Bahamas. Wilson dice: “Es importante que una película de Bond tenga localizaciones glamourosas y exóticas. Tenemos una localización en las Bahamas en el Club One & Only en Paradise Island donde Bond encuentra a Dimitrios. Nuestro departamento artístico también transformó parte de las Bahamas en la isla africana de Madagascar, utilizando un motel en desuso como poblado de chabolas, y un complejo hotelero abandonado de Coral Harbor como una obra donde Bond persigue a Mollaka, interpretado por el free runner Sébastien Foucan. De hecho, el hotel abandonado es donde rodamos las habitaciones del hotel en Operación Trueno. Ahora es parte de una base militar. En La Espía que me Amó utilizamos la misma localización como plataforma de cámara y teníamos modelos y talleres".

En la novela de Fleming, en el Casino Royale se juega al Chemin de Fer. En la película, los productores cambiaron el juego por el poker Texas Hold'em, explica Michael G. Wilson, "Aunque tradicionalmente Bond ha jugado al Chemin de Fer, ese juego ya no es popular y hay muy pocas personas que lo entiendan, mientras que el poker ahora se reconoce en todo el mundo, con torneos por televisión y juegos online con mucha aceptación. El poker requiere faroleo y estrategia, lo que tiene más posibilidades dramáticas en pantalla que el 'Chimie'".

Al propio Wilson le encanta jugar al poker y se describe a si mismo como “un adicto al poker en recuperación”. Junto a los guionistas y Martin Campbell, diseñó y supervisó las partidas que se jugaron en el torneo del Casino Royale.

“El escenario del Casino Royale en la novela es el Royale-les-Eaux en Francia, pero la producción trasladó la localización a un pueblo no identificado en Montenegro. Necesitábamos algún sitio que pareciera estar fuera del alcance de las autoridades bancarias internacionales para que Le Chiffre se sintiera lo suficientemente seguro para salir de su escondite. Realmente rodamos todas estas escenas en Karlovy Vary, un pueblo balneario en la República Checa, que reunía todos nuestros requisitos".

La diseñadora de vestuario Lindy Hemming, veterana de 5 aventuras previas de James Bond, colaboró con el director Campbell y con Craig para conseguir el aspecto idóneo para el nuevo 007.

Además de tener en cuenta el deseo del director y de la estrella de tener un vestuario más realista y con menos estilo para Bond, Hemming dice que la ropa que lleva Craig a lo largo de la película refleja el arco de su personaje. "En el guión, Bond tiene que pasar por muchas experiencias sucias secretas. Al principio de la película está en una misión secreta, así que tiene que mezclarse con el fondo. El resultado es que no se parece en absoluto al Bond tradicional. Pero tan pronto va a las Bahamas, vemos como se pone más elegante. Se hace más elegante, y, cuando aparece en el Casino, lleva puesto su esmoquin, que es el aspecto típico de Bond. A medida que se va sintiendo cómodo con su nueva condición de 007, se va vistiendo con más estilo".

Hemming también prestó atención al estilo normal de vestir de Craig cuando diseñó la ropa de Bond. “A Daniel le interesa la ropa, y se viste realmente muy bien. Queríamos conseguir el aspecto clásico, pero que siguiera pareciendo real, no un disfraz. Por ejemplo, para el traje de etiqueta, le encantaba tener a Brioni, la empresa italiana de diseño que utilizamos en las últimas cuatro películas, porque conoce y le gusta su estilo. Pero, como el físico de Daniel es más musculoso, el traje de etiqueta tiene una nueva forma, así que parece más moderno con él. Ahora está de moda llevar traje, así que no da un aspecto anacrónico, y además a Daniel le gusta llevar ropa de confección”.

Una prenda que seguro llamará la atención es el traje de baño corto y ceñido que lleva Bond cuando sale del agua fuera de la casa en las Bahamas de Solange y Dimitrios. La escena rinde un homenaje desenfadado a momentos inolvidables de dos películas anteriores de Bond, explica Hemming, “Obviamente hemos hecho esa escena con cierta ironía, haciendo un paralelismo con las escenas de bikini de Ursula Andress y Halle Berry en James Bond contra el Dr. No y Muere Otro Día. Daniel lleva un pequeño traje de baño, que está ahora muy de moda, y es un aspecto más europeo que la ropa suelta que todo el mundo ha llevado durante años. Este bañador no le quedaría bien a todos los hombres, pero Daniel está fantástico, así que creo que a la gente le encantará".

Por supuesto, el público prestará al menos la misma atención al vestuario que adorna a los personajes femeninos en la película, y Lindy Hemming se ocupa de vestir a las actrices con el estilo glamoroso adecuado. "Me hubiera gustado diseñar todos los vestidos y haberlos hecho, pero físicamente es imposible. Así que pensé que necesitábamos diseñadores de alta costura para conseguir una ropa moderna”.

Sobre vestir a Vesper, la oficial del Tesoro que se convierte en el primer amor real de la vida de Bond, Hemming comenta, “Vestir a Eva es muy fácil. Tiene una figura fantástica y le encanta la ropa. Decidimos darle un aspecto un poco retro, con referencias a películas antiguas, especialmente en sus dos primeros trajes, que queríamos que recordaran a la gente el aspecto de Catherine Hepburn. Un traje es de Armani, y el otro lo diseñé yo. El diseñador italiano Roberto Cavalli fue de gran ayuda. Vimos su colección, de la que nos dio muchos trajes de noche, y hablamos sobre lo que queríamos para su primer vestido en el Casino. Roberto hizo el vestido de noche púrpura para nosotros muy rápido y tuve que mandar un ayudante a su fábrica para que se asegurara de que todo fuera según lo planeado y estuviera a tiempo".

“Y por supuesto tuvimos que hacer cinco”, continúa, “porque Vesper pasa por muchas situaciones físicas con el vestido. En el guión, Bond le compra ese vestido y se lo da cuando ella le da el esmoquin, así que el departamento artístico ha incluido una boutique Cavalli en el escenario del hotel para atarlo todo. Su otro traje del Casino, el vestido negro, lo hizo Versace para nosotros. Yo diseñé los trajes que lleva en Italia, en el sanatorio del lago Como, y el vestido rojo que lleva cuando Bond la sigue en Venecia. Nos aseguramos de que ninguno de los extras vistiera de rojo, para poder verla cuando Bond la vislumbra entre la multitud de Venecia. Es un pequeño homenaje a Amenaza en la Sombra”.

La otra conquista de Bond en la película es Solange, interpretada por la actriz italiana Caterina Murino. Hemming dice, “La primera vez la vemos en bikini, uno de La Perla, verde, que refleja el mar de las Bahamas donde monta a caballo por la orilla. Caterina es oscura y sensual y, en contraste con Vesper, tiene un aspecto duro y sexy. Su traje de noche es de la colección de la diseñadora inglesa Jenny Packham, que lo hizo para nosotros en color naranja. Tiene cordones en la espalda que quedan genial contra su piel desnuda cuando hace el amor con Bond con el vestido puesto”.

Ivana Milicevic, que interpreta a Valenka, la novia de Le Chiffre, estaba vestida casi por completo con ropa de Roberto Cavalli, según Hemming. “En contraste con las otras mujeres, ella es rubia y su personaje es tenso —la novia de un villano y posiblemente una asesina, con aspecto de modelo y mucha confianza. Viste ropa que yo describo como casi sin ropa. Empieza con un bonito traje de baño azul de Versace, bajo el agua entre los peces y el coral, y siempre lleva ropa que casi se le está cayendo, con colores brillantes, que enfatizan su elegancia”.

Rompiendo con la tradición de los flamantes malos de Bond como el Dr. No y Blofeld, Martin Campbell decretó que los malos de Bond en CASINO ROYALE no debían parecer villanos obvios. "Nada de hombres con gatos ni que llevan pantalones bombachos de montar", dice Hemming. "Le Chiffre es un hombre amenazador que vive en un mundo nebuloso. No es ostentoso, sino reservado. No es un hombre interesado en la ropa, pero lo que lleva es caro y lujoso. Su traje de etiqueta de Brioni es de terciopelo, para enfatizar su riqueza”.

El resto de los jugadores de poker están vestidos para mostrar la idea de que el Casino Royale es un palacio de juego de “nuevos ricos”, explica Hemming. “Brioni se ofreció para hacer los trajes de los hombres de la mesa del casino para la gran partida. Infante, el dictador africano, lleva una versión africana de un traje de etiqueta para jugar, el ruso tiene un collar de visón, y el argentino lleva un traje con hilos de oro auténticos. Incluso Veruschka, que interpreta a la heredera alemana, va vestida de Brioni, ya que inauguraron una nueva compañía de ropa femenina este año”.

  Hemming dice que uno de los mayores desafíos del departamento de vestuario fue vestir a cientos de extras como si vivieran en una localización lejos del lugar donde realmente tenía lugar el rodaje. Por ejemplo, la exhibición de Gunther von Hagens’ Body Worlds en el Miami Science Center se rodó en un mausoleo en Praga en febrero. “Los extras llegaron con botas de piel y grandes parkas. Tuvimos que desnudarlos y ponerles pantalones cortos, sandalias y camisetas para que parecieran turistas de Miami. Pensaron que los estábamos torturando. Luego rodamos un poblado de chabolas de Madagascar en las Bahamas. Aunque compramos toda la ropa y los zapatos nuevos, había que estropearlos para que pareciera que estaban quemados por el sol, sucios y polvorientos, y los extras debían parecer habitantes de una isla africana, no los de la amistosa isla americana en la que viven. Esa es la magia de las películas de Bond —transformar un sitio en cualquier otro. Parece que hacemos eso todos los días".

El diseñador de producción Peter Lamont no es un novato de la franquicia 007, ya que ha trabajado en 18 películas de Bond previas en papeles diversos. Para CASINO ROYALE supervisó un departamento artístico que se extendía por cuatro países —Reino Unido, República Checa, Italia y las Bahamas— y la construcción de unos 40 escenarios. Obviamente, Lamont cita la geografía como su mayor desafío logístico. “Los estudios Barrandov en Praga fueron una buena base de operaciones, con un gran equipo de trabajo y excelentes estudios de sonido, pero teníamos que mantener a Martin informado sobre el resto de escenarios de todo el mundo”.

El escenario más difícil de crear, dice Lamont, fue el interior de la casa veneciana, donde Bond sigue a Vesper y a Gettler, y “tira literalmente la casa abajo” intentando rescatar a Vesper. Mientras que el interior de la casa y la plaza que lleva a ella se construyeron en el estudio 007 de los Pinewood Studios, el exterior de la casa se rodó en Venecia, en el Gran Canal frente al Mercado Rialto. Aunque convencimos a las autoridades venecianas para que permitieran a la producción introducir tubos de compresión en el canal para simular los chorros de agua que se producen cuando se hunde la casa y para detener el tráfico del canal durante cortos intervalos de tiempo, su generosidad no nos permitió que destruyéramos uno de sus grandes palacios y lo hundiéramos en el canal. En su lugar, se construyó un modelo de la casa hundida en el Tanque Paddock en Pinewood.

“Durante el proceso de construcción en Pinewood, todo resultó más complicado, porque se tomó la decisión de que la casa no sólo se hundiría verticalmente, sino que necesitaría otro eje que moviera el edificio de lado a lado cuando se hundía. Chris Corbould y su equipo de efectos especiales construyó una plataforma fantástica para nosotros”.

Otros escenarios también eran combinaciones de escenarios interiores construidos en una localización y localizaciones exteriores en otro país. La primera escena que se rodó, la persecución en la Embajada de Nambutu, estaba en un escenario de un estudio de Modrany, a las afueras de Praga. "Era complicado —Bond se mueve por toda la embajada persiguiendo y capturando a Mollaka— corriendo por los pasillos, por las oficinas y saltando por una ventana del complejo escapando de una gran explosión. El principio de esa escena se rodó más tarde en las Bahamas, donde sigue a Mollaka a la embajada desde una obra”.

Otro escenario múltiple fue el del propio Casino Royale. Situado según el guión en Montenegro, la producción buscó en Trieste y luego por la costa de Croacia. “Encontramos los anchos bulevares flanqueados de árboles que queríamos, pero allí ya no había grandes hoteles, y necesitábamos edificios imponentes para los exteriores del Casino y del Hotel Splendide”, dice Lamont. “Karlovy Vary fue el primer lugar que vimos en la República Checa y es donde acabamos rodando el exterior y el vestíbulo del Hotel Splendide, y el exterior del Casino Royale y la sala pública de juego, con el Salon Privé y las habitaciones del hotel se construyeron en los estudios Barrandov”.

La producción transformó un balneario abandonado a finales del siglo pasado en el Casino Royale. Lazne tenía todos los accesorios de balneario inutilizados desde hace muchos años, y ha sido utilizado antes en cine, aunque estaba en mal estado. Trabajamos con la gente de conservación de allí para restaurar las escaleras y las estatuas del edificio. Les dijimos lo que queríamos y les pagamos por hacer el trabajo, así que dejamos el edificio en mejor estado que el que ha tenido durante años”. El Grand Hotel Pupp, un monumento local, se convirtió en el Hotel Splendide con cambios de señales y la adición de una cubierta transparente y algunas plantas exquisitas.

Rodar en Venecia presentaba sus propios problemas, y el menor de ellos no era el hecho de que los legendarios canales de la ciudad obligaban a que todo debiera ser trasladado en barca o a pie. Afortunadamente, sólo había que construir un escenario en la antigua ciudad italiana. "En la Plaza de San Marcos (Piazza San Marco), nos permitieron utilizar un edificio vacío como el banco donde Bond busca a Vesper. Por supuesto, es uno de los destinos de todo el mundo más frecuentados por turistas, y tan pronto como habíamos completado el trabajo y abierto la puerta, nos vimos inundados por turistas intentando cambiar dinero. Esto también nos pasó en el aeropuerto de Praga, donde estábamos rodando los interiores del aeropuerto de Miami. Colocamos una cabina de cambio de dinero, y teníamos muchos clientes potenciales, algunos de los cuales no entendían por qué no teníamos dinero para ellos”.

Un desafío de otro tipo fue diseñar el nuevo avión prototipo que Le Chiffre planea explotar para poder hacer una fortuna en la Bolsa. Lamont y su equipo visitaron a fabricantes de aviones pero dice que la producción no pudo basarse en un avión real. “Guardaban sus nuevos modelos a buen recaudo y probablemente no querían estar asociados con un argumento como éste”, dice. “Así que tuvimos que sacar un diseño original”.

  Se localizó un viejo 747 en el aeródromo Dunsfold en Surrey, donde la producción rodó las escenas de persecución por las pistas del aeropuerto de Miami con Bond y Carlos. “El avión no tenía motores, pero estaba en bastante buenas condiciones, así pudimos utilizar el casco del 747, lo que nos ahorró el gran gasto de construir algo de esa envergadura. Miré muchas referencias de construcción de aviones y decidí que nuestro Skyfleet debe parecerse al B52, con pares de motores en tándem, y el perfil de la cabina de mando modificado. No sé si mi diseño volaría, ¡pero los B52 lo conseguían!"

Cuando le piden que elija su favorito entre los muchos escenarios y localizaciones, Lamont cita la suite doble de Bond y Vesper en el Hotel Splendide, que se construyó en los estudios Barrandov. "El desafío era ajustar las habitaciones a la realidad del Grand Hotel Pupp en Karlovy Vary, que es un hotel muy clásico de su tipo, e incluir dos baños para las escenas donde Bond se limpia después de la pelea, y consuela a Vesper en la ducha”.

Chris Corbould, supervisor de efectos especiales y efectos de miniaturas, que hace su décimo primera aparición en una película de Bond en CASINO ROYALE, se alegró de que la intención de los productores fuera volver a un estilo de hacer películas más realista y con menos efectos digitales.

“Soy un apasionado de los efectos especiales y peleo duro para conseguir que algo sea real”, dice. “Obviamente, si hay preocupaciones de seguridad o de presupuesto entonces puedo dar marcha atrás y admitir la derrota. Las imágenes generadas por ordenador son una gran herramienta y pueden ser muy útiles, especialmente si se mezclan perfectamente con la realidad para conseguir una buena actuación. Pero si un efecto se puede hacer de forma real, es la mejor forma de actuar”.

Los tres mayores desafíos de Corbould en la película eran completamente diferentes entre si y tuvieron lugar en localizaciones muy distintas: la casa veneciana que se hunde, con escenas en Venecia en el Gran Canal y en Pinewood en el Tanque Paddock y el estudio 007; la secuencia de la persecución por las pistas del Aeropuerto Internacional de Miami, donde Bond persigue a un terrorista que trata de volar un nuevo avión prototipo; y Bond persiguiendo a Mollaka en una obra de Madagascar.

  Al principio del programa estaban las escenas de la obra de Madagascar, rodadas en una localización de las Bahamas en un hotel en ruinas, que el departamento artístico había reconvertido en un edifico en construcción. En la escena, Bond se monta en una excavadora de 18 toneladas y conduce a casi 60 km/h hacia el edificio. Golpea el lateral de un camión, destruye una cabaña y luego se tira en un zócalo de hormigón sobre el que Mollaka está corriendo, con la cuchara de la excavadora mordiendo el hormigón.

“Construimos un modelo y presentamos dos o tres formas en la que la plataforma podía sacar razonablemente el hormigón, incluyendo el pilar de abajo. Martin Campbell prefirió el modo directo, con la cuchara directamente sobre el hormigón. Hicimos un par de pruebas, y durante la toma fue mejor de lo que había esperado. El hormigón se onduló alrededor de la cuchara y salió como una ola".

En el Aeródromo Dunsfold en Surrey, la primera y la segunda unidad pasaron un total de 10 semanas rodando la secuencia donde Bond persigue a un segundo terrorista por un edificio del aeropuerto de Miami y por las pistas. “Bond persigue a Carlos, que conduce un camión cisterna de petróleo por el aeródromo de Miami en hora punta, con mucho tráfico en el camino”, explica Corbould. “Bond salta al camión cisterna y, mientras Carlos trata de sacudírselo, se golpea con todo lo que tiene en su camino —destrozando buses elásticos, coches de policía y carros de equipaje— ¡es una carnicería! Había tenido experiencia con camiones cisterna antes en Licencia para Matar, y son fantásticos trabajando con todo ese tonelaje saltando por ahí. Y, obviamente queríamos esforzarnos para hacer cosas más espectaculares que la última vez, así que trucamos los camiones cisterna para conseguir colisiones a gran velocidad".

Corbould describe el inmenso escenario de la casa veneciana que se hunde en el clímax de acción de CASINO ROYALE como la mayor plataforma que se ha construido nunca en una película de Bond o en cualquier otra. La escena implica a Bond persiguiendo a Vesper y a Gettler en una casa veneciana que están renovando y que está sujeta por globos hinchables. Cuando los persigue, unos disparos pinchan los globos y empiezan a desinflarse, provocando que las paredes se caigan. Finalmente, todo el edificio se hunde en el Gran Canal.

  Trabajando en el tanque del estudio 007 de Pinewood, la producción construyó una plaza veneciana, y el interior de una casa en ruinas de tres plantas. “La plataforma era inmensa —90 toneladas, entre los aparatos electrónicos y los hidráulicos. Estaba ansioso por conseguir un movimiento realmente rápido, para vender el hecho de que la casa se estaba hundiendo. Las válvulas hidráulicas estaban controladas por ordenador porque había mucho movimiento en el sistema —se movía arriba y abajo y se inclinaba sobre dos ejes. Hubiera sido fácil que se cayera dentro del tanque o golpear el techo, así que necesitábamos tener mucha seguridad".

Al mismo tiempo, la plataforma podía sumergirse en 6 metros de agua, lo que significaba que alguna salía hacia arriba a borbotones, así que Corbould terminó pasando mucho tiempo en traje de neopreno. “Calculo que pasé unas ocho horas al día en el agua en ese escenario, de las cuales unas dos las pasé dentro del agua, arreglando problemas. Teníamos grandes bancos de compresores fuera de los tanques empujando el agua hacia arriba mientras la casa se derrumba, así que todo eso debía mantener un orden de trabajo. A medida que progresaba el rodaje y la casa se hundía, escombros y polvo empezaron a caer en el agua, así que terminamos haciéndolo a ciegas”.

El equipo de efectos también creó un modelo exterior, construido a escala un tercio, para rodar el derrumbe del edificio en el canal veneciano. El mismo sistema de ordenadores controló la hidráulica del modelo para que Corbould y sus socios pudieran replicar exactamente el movimiento del escenario interior.

  “Definitivamente hubo una curva de aprendizaje", recuerda Corbould. "Era la mayor plataforma que habíamos unido nunca el equipo y yo, y también era un escenario muy complicado. Recuerdo cuando empezamos en la película y dijeron: 'No habrá aparatos ni chismes’, y luego nos lanzaron esto. Aunque, al final, creo que al público le gustar ver a alguien asumiendo riesgos. Más que ver lo que saben que es una pantalla azul, aprecian el valor y el esfuerzo que suponen las cosas reales. Creo que nos dirigimos a un renacimiento de los efectos especiales frente a los efectos visuales”.

Bond llega a Paradise Island, en las Bahamas en hidroavión, y más tarde conduce por una carretera de la costa hasta el Club One & Only Ocean, donde finalmente se encuentra con Dimitrios y su hermosa mujer Solange. El Albany Estate, en la costa oeste de New Providence Island sirvió como la mansión frente a la playa de Dimitrios, donde Bond sale del mar para ver a Solange cabalgando en su caballo por la arena. Un hotel abandonado y su terreno en Coral Harbor en New Providence Island, sirvió de poblado de chabolas en la isla africana de Madagascar donde Bond ve a Mollaka durante la lucha entre la serpiente y la mangosta. Un hotel abandonado y en ruinas en la misma área se utilizó como una obra donde Bond persigue a Mollaka.

Muchos interiores —incluyendo el Salon Privé del Casino Royale, el complejo de la Embajada de Nambutu, el interior del yate de Le Chiffre y el interior del sanatorio donde se recupera Bond— se filmaron en estudios de Praga, en Barrandov y Modrany.

La propia ciudad se ve en la secuencia anterior al título cuando Dryden llega al Danube House, un edificio de oficinas a orillas del Vltava, antes de enfrentarse a Bond. Otras localizaciones de Praga incluyen la cima del monumento Vitkov, un mausoleo de mármol que se utilizó como el interior de la exhibición Miami Body Worlds. El aeropuerto de Praga hizo las veces del Aeropuerto Internacional de Miami para las escenas en las que Bond sigue a Carlos a través de la terminal y de las pistas.

La biblioteca de 800 años de antigüedad del Monasterio Strahov se utilizó como el interior de la Cámara de los Comunes, y el Museo Nacional neorrenacentista de Wenceslas Square se transformó en la recepción y las escaleras del Grand Venetian Hotel, donde Bond y Vesper disfrutan de un descanso romántico después de una terrible experiencia.

  La ciudad balneario de Karlovy Vary, donde los visitantes llevan tomando las aguas reconstituyentes desde el siglo XIV, se utilizó como el pueblo montenegrino donde se ubica el Casino Royale. El mundialmente famoso Grand Hotel Pupp se transformó en el Hotel Splendide, donde están Bond y Vesper durante el torneo de poker. El Lazne, un imponente aunque abandonado balneario de finales del siglo pasado pasó por la entrada y la sala pública del Casino Royale. En la misma área de la República Checa, la producción rodó a Bond y a Vesper llegando en el Aston Martin DBS para reunirse con Mathis en la pintoresca plaza del pueblo. El interior de un hospital cerca de Plana sirvió para la escena de la emergencia médica de Bond después de que Le Chiffre lo torturara.

  Villa La Gaeta, una bonita residencia privada a orillas del lago, se utilizó para la escena en la que Bond se enfrenta a Mr. White en su casa. El terreno de la espectacular Villa del Balbianello, en la orilla oeste del Lago Como, se convirtió en el sanatorio donde Bond se recupera de su horrible experiencia en manos de Le Chiffre.

La producción pudo rodar en muchas de las calles y callejones de Venecia, incluida la mundialmente famosa Plaza de San Marcos. Se le concedió un permiso especial para que el yate de Bond y Vesper (el Spirit 54) navegara por el Gran Canal entre la Academia y los puentes de Rialto, la primera vez que un yate ha navegado por el Gran Canal en muchos años. La casa que se viene abajo, donde Bond persigue a Vesper y a su raptor, estaba situada frente al mercado de verduras en Rialto, y Bond echa amarras fuera del lujoso Hotel Cipriani en Guidecca.

El aeródromo Dunsfold, cerca de Guildford en Surrey, fue el escenario de la mayoría de las escenas exteriores del Aeropuerto Internacional de Miami. Esta es la localización donde Alexander Witt y la segunda unidad filmaron muchas tomas de acción en las que Bond frustra el intento terrorista de volar un avión prototipo de pasajeros.

  El Parque Negro se utilizó para rodar el campamento rebelde en Uganda donde Mr. White presenta a Le Chiffre a Steven Obanno (para desconcierto de los muchos que regularmente pasean a su perro por el parque nacional cerca de los Pinewood Studios). Un terreno de juego en Eaton se transformó en el campo de críquet que se ve en la secuencia anterior al título.

El estudio 007 de los Pinewood Studios albergó el espectacular artilugio de ingeniería que fue el interior de la casa que se hunde en Venecia, donde se rodaron las escenas climáticas de acción, incluyendo el enfrentamiento sangriento entre Bond y Gettler y sus secuaces. Además, se construyó una plaza veneciana a escala completa para la conclusión de la escena, donde Bond intenta rescatar a Vesper. Se usaron otros estudios de Pinewood para las maquetas y las tomas con pantalla verde.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Casino Royale" - Copyright © 2006 Eon Productions. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Otras películas del reparto:

Daniel Craig ("Infamous", "Munich", "Fateless", "The jacket", "Layer cake: Crimen organizado", "El intruso", "Sylvia", "The mother", "Camino a la perdición", "Lara Croft: Tomb raider", "Some voices"),

Eva Green ("El reino de los cielos", "Arsène Lupin", "Soñadores"), Mads Mikkelsen ("Después de la boda", "El rey Arturo", "Torremolinos 73", "Wilbur se quiere suicidar", "Te quiero para siempre", "Dina"),

Judi Dench ("Pride & prejudice [Orgullo y prejuicio]", "Mrs. Henderson presenta", "La última primavera", "Las crónicas de Riddick", "Muere otro día", "La importancia de llamarse Ernesto", "Atando cabos", "Iris", "Chocolat", "El mundo nunca es suficiente"),

Jeffrey Wright ("La joven del agua", "Syriana", "Flores rotas", "El mensajero del miedo", "D-Tox", "Ali", "Shaft. The return", "Asesinato en Suburbia", "Hamlet", "Cabalga con el diablo"),

Giancarlo Giannini("Tirante El Blanco", "El fuego de la venganza", "El corazón ausente", "Darkness", "Hannibal", "Una noche con Sabrina Love", "La cena")

si te gusta este tema sigue leyendo...

MENTIRAS Y GORDAS  

Publicado por alinatijesus

Título: Mentiras y Gordas

Una de las peores películas españolas de toda la historia, sin argumento (guión realizado a tres bandas entre: Menkes, Albacete y Ángeles González-Sinde nuestra nueva ministra de cultura—> esto me parece lo más fuerte).

Han aprovechado el tirón televisivo de un buen numero de jóvenes promesas del cine español, pero si asi es como pretenden promocionarlo mal vamos.

Y nada de escandalizarme de la tematica: lesbianas, homosexuales, trios, drogas de todo tipo, polvos a troche y moche, etc etc porque parecido vocabulario utilizan en ATOMICA y esta tenia mucha mas gracia (aquí descubri a MARIA ESTEVE y me encanto).

Todavia entiendo menos el tema de la gorda porque a mi me parece una chica completamente normal, se podría haber cogido a otra chica con mas sobrepeso para hacer toda clase de chistes malos sobre ello.

TEMA SUPERTIPICO (CASI COMO LA GUERRA CIVIL): SEXO, DROGAS Y JOVENES.

POR FAVOR NO IR AL CINE A VERLA

Mentiras_y_gordas_-_600
Sinopsís: “Mentiras y gordas” habla de un grupo de jóvenes que están descubriendo la vida y buscan en sus relaciones la solución a sus problemas. Seres que viven el delirio furioso de la noche, que se cruzan y se entremezclan en playas, discotecas, bares, terrazas y chill outs, rodeados de música. Pero al amanecer, con el sol, aparece también el bajón, la realidad y los sentimientos. Promesas incumplidas, sueños caídos, soledad. Tres días de un caluroso comienzo de verano en Alicante con sus tres frenéticas noches donde Paz, Carola, Carlos, Sonia, Nico, Toni, Marina y Leo descubrirán que su vida no puede seguir siendo la misma.

Pais: España
Año: 2008
Genero: Comedia
Duracíon: 107 Minutos
Director: Alfonso Albacete y David Menkes
Reparto: Mario Casas (Tony), Ana de Armas (Carola), Yon González (Nico), Ana Polvorosa (Marina), Marieta Orozco (Sonia), Hugo Silva (Carlos), Alejo Sauras (Bubu), Duna Jové (Leo), Esmeralda Moya (Nuria), Miriam Giovanelli (Paz), Clara Pradas (Rosa).

 

Nota de los directores
El proyecto de "Mentiras y Gordas" va unido desde el principio a una reflexión sobre la levedad e ingravidez en la que se desarrolla la vida durante la etapa de la juventud.
No pretendíamos hacer propiamente una película generacional, queríamos hablar de individuos que aún están en plena transición, en medio de un viaje a ninguna parte concreta, con sus confusiones, sus problemas, sus sentimientos y su futuro incierto. Necesitábamos que cada uno de los personajes fuera reconocible en su lado más humano, que fueran antihéroes urbanos en busca de su otro yo. No queríamos en ningún momento olvidarnos del humor y que fueran los propios personajes los que a través de sus complejos e inseguridades nos dieran las claves para comprenderlos, aún perteneciendo a otra generación. Deseábamos también que todos utilizaran la mentira como parte importante de sus vidas, que se mintieran a sí mismos sobre lo que realmente sienten y evidentemente lo hicieran también los unos con los otros. Nos interesaba ir desvelando los secretos de Paz, Carola, Carlos, Sonia, Toni, Nico, Marina y Leo poco a poco hasta desnudarlos emocionalmente.
Según íbamos metiéndonos en el guión que escribimos junto a Ángeles González-Sinde nos fuimos dando cuenta que lo que parecía al principio una comedia se iba transformando y era difícil apartarnos de la realidad concreta en la que viven estos jóvenes. Después descubrimos las imágenes robadas del festival de Benicàssim por fotógrafos como Carmela García, Cristina Rodero, Immo Klink, Ángel Marcos, Álvaro Villarrubia y Máximo Vitali, expuestas en el MUSAC, y fuimos conscientes del valor testimonial de lo que intentábamos contar.
Han sido cuatro años de trabajo, de búsqueda, de encuentros y desencuentros hasta que por fin "Mentiras y Gordas" ha tomado vida. Algunos han crecido con el proyecto y nos han tenido que abandonar y otros se han incorporado renovando las ilusiones. Ahora estamos preparados para ser sinceros.
Alabacete & Menkes
La verdad sobre la música de Mentiras y Gordas
El tema principal de la película es de FANGORIA y habla de la relatividad de las cosas, que se puede creer o no creer y distorsionar la realidad, que normalmente suele ser diferente a aquello que te cuentan, a lo que sucede realmente en la vida.
Siempre nos han gustado las letras inteligentes de NACHO CANUT que son capaces de hablarte de temas muy cercanos pero al mismo tiempo te hacen pensar y la voz grave de ALASKA con esa ironía con la que sólo ella es capaz de interpretar. FANGORIA eran perfectos para dar el punto reflexivo que necesitaba la película y así mostrar con más fuerza las situaciones y el estado límite en el que se encuentran los personajes. La melodía a medio tiempo con toques de electrónica encabeza una banda sonora joven y potente encargada a JUAN SUEIRO y JUAN CARLOS MOLINA que ya habían trabajado con nosotros en películas como "Más que amor frenesí" y "Atómica". Con el tiempo han madurado, han crecido como músicos y nos ofrecen junto con FANGORIA una visión de lo que es la noche joven actual.
Albacete&Menkes
La verdad de los músicos
La banda sonora de "Mentiras y Gordas" se compone de una gran colección de canciones y fragmentos musicales creados expresamente para la ocasión. Abarca diversos estilos como el Rock, el Pop, el Electro o el Chill Out, muy en sintonía con el gusto juvenil de los personajes.
Nuestra intención a la hora de trabajar en la música de la película fue apoyar y potenciar la interpretación de los actores así como la montaña rusa de sentimientos y emociones en la que viven inmersos los personajes para conseguir introducir al espectador en su mundo interior.
El tema central titulado "La Verdad" está interpretado por Fangoria. Los cuatro minutos que dura la canción resumen la trama del argumento sin utilizar obviedades y con el personalísimo lenguaje de las letras de Alaska y Nacho Canut.
Juan Sueiro y Juan Carlos Molina
(Compositores de la Banda Sonora de la película)
Directores (Albacete y Menkes)
Antes que las órbitas de Alfonso Albacete y David Menkes colisionasen dando lugar a un nuevo universo, Albacete & Menkes habían trabajado en todos los campos relacionados con el mundo de la imagen habidos y por haber. A partir de 1996 sus vidas confluyen hasta el punto de resultar idénticas. Ese mismo año dirigen junto a Miguel Bardem "Más que amor, frenesí", una película de la noche llena de sentido del humor, con personajes demenciales y situaciones extremas, producida por Fernando Colomo, nominada al Goya en el apartado Dirección Novel, y seleccionada por el Festival de San Sebastián (sección Zabaltegui), el Festival de Sundance y el Festival de Cine Gay de Tokio.
En 1997 se estrena "Atómica", seleccionada en el Festival de San Sebastián y que obtiene el esperado ataque verbal de la crítica, aunque se produce un aumento de sus fans más jóvenes y radicales.
En 1999 y con la colaboración en el guión de la escritora Lucía Etxebarría, hacen su tercera película, "Sobreviviré", un filme más serio que logra ser uno de los más taquilleros del año, obtiene el Premio en el Festival de Cine de Turín (Italia), el Premio del Público en el Festival de Chicago y consigue que su banda sonora sea Disco de Oro, siendo hasta el momento la más vendida del cine español. Un disco producido por Paco Ortega con voces como las de Manzanita, Estrella Morente, Alba Molina, Ray Heredia y Niña Pastori. La película fue estrenada en EE.UU. y en Francia con el título "Raisons de vivre".
En 2001 estrenan su cuarta película coescrita con Lucía Extebarría, "I love you baby", y protagonizada por Jorge Sanz y Verónica Forqué.
En 2005 estrenan lo que es hasta ahora su última película "Entre vivir y soñar", una comedia romántica rodada en París con Carmen Maura de protagonista y escrita junto a Ángeles González-Sinde.

si te gusta este tema sigue leyendo...

Un franco, 14 pesetas  

Publicado por alinatijesus

Peliculón ejemplo como se puede hacer buen cine español y con productos asi se puede revitalizar nuestro cine.

Tener a Carlos Iglesias de director en su opera prima, lejos de la imagen de PEPELUS y con una seriedad que sienta las bases para el futuro.

La peli me toca mucho porque tengo unos grandisismos amigos rumanos y me pongo en su piel y pienso lo duro que tuvo que ser para ellos dejar su país, pero una cosa que a veces no piensas y que te deja la peli muy claro es que si es duro dejar tu país casi, a veces, es mucho mas duro la vuelta.

Lo que me deja claro una vez mas, algo que siempre tengo presente que cada uno de los inmigrantes que tenemos tiene una historia detrás que la mayoría de las veces es durisisima y esto no se nos debería de olvidar.

1 franco

Sinopsis

España 1960. Dos amigos, Martín y Marcos, deciden marcharse a Suiza en busca de trabajo. Dejan a sus familias en España y emprenden un viaje hacia una nueva vida en la Europa del progreso y las libertades. Allí descubrirán una mentalidad muy diferente, a la que deberán adaptarse trabajando como mecánicos en una fábrica y viviendo en un pequeño pueblo industrial. Con la llegada de Pilar, la mujer de Martín, con su hijo Pablo, y de Mª Carmen, la novia de Marcos, se les termina la vida de hombres solteros que llevaban en un país con tanta libertad. El trabajo sigue siendo el día a día de Martín y Pilar, mientras el pequeño Pablo comienza a ir al colegio y a integrarse. Con la muerte del padre de Martín, se plantean que lo que habían ido a buscar ya lo han conseguido y es hora de regresar. Para su sorpresa, será más difícil la vuelta que la ida.

 

EL NIÑO DE LA PELICULA SOY YO

rodaje2 Mi padre dice que los mejores años de su vida fueron los que pasó en Suiza, de 1960 a 1966. Vivir allí nos abrió los ojos y fue muy difícil encajar la vuelta. Eran años difíciles: mi padre y su amigo eran dos oficiales de primera en la mejor fábrica del momento en España y no podían pagar su propio piso. Por eso vivíamos con mis abuelos en el sótano que les correspondía por ser porteros en una finca del barrio de Argüelles.

Tiempo después de haberse marchado mi padre y su amigo a Suiza, un día mi madre me cogió, me llevó al tren, pasamos muchas horas de pie en el vagón, y… ¡llegamos a un jardín! Salí de un sótano y me llevaron a un lugar maravilloso con un río, bosques, donde podía ir con la bicicleta en verano o jugar con el trineo en invierno. He rodado en la casa donde me crié y a día de hoy, al abrir las ventanas, el paisaje sigue siendo el mismo que veía cuando era niño. Allí, desde el primer momento, aprendimos que “lo que es de todos es más mío que lo mío”, y no lo he olvidado nunca. 
Cuando volví a Madrid, ya con doce y trece años tenía discusiones con los otros chavales porque decían que los niños nacían… ¡por el ombligo! Yo alucinaba porque a mí me habían dado educación sexual en el colegio. Aquello era un mundo impensable para los españoles, con lagos nudistas, bailes donde sacaban a bailar las chicas, quienes llevaban la iniciativa sexual, además. Las suizas se sentían muy halagadas con los piropos. Incluso vi debates en televisión sobre por qué las mujeres suizas se casaban con italianos y españoles, que qué estaba pasando.
Cuando me anunciaron que nos veníamos, para mí fue algo normal, no me impresionó. Tenía la idea de que en España estaba mi familia, mis abuelos, mis tíos. Lo traumático fue cuando ya estaba aquí. Desde que tengo 18, he ido todos los años a Suiza. Y a mis mejores amigos siempre les he llevado a conocer donde viví. Suiza tiene ahora 7 millones de habitantes y 2 millones de inmigrantes. Allí siguen viviendo 90.000 españoles.
Les reproché mucho a mis padres haber vuelto. Pero cuando escribí el guión de esta película, me decía que de haberme quedado en Suiza igual hubiese sido mecánico fresador en vez de actor. En cualquier caso ésta es una historia contada desde la perspectiva y la comprensión que da el tiempo, y desde la ternura y humanidad que da el haberla vivido.

 

rodaje franco

CRITICA

CRÍTICA por Manuel Márquez

  Ya sé que a ese colectivo informal de personas (más amplio de lo que a uno le gustaría que fuera, pero no por ello menos respetable ni merecedor de ser tenido en consideración) instalado en el de-nuesto permanente y ácido del cine español, todo lo que de bueno se pueda decir acerca de una película manufacturada en nuestro país no les va a mover un ápice de su posición. Es lo que tienen las posiciones de crítica sistemática: basadas en una serie de lu-gares comunes y en un conjunto de clichés generalizadores, la po-sibilidad de “sucesos excepcionales” no está contemplada en su código de actitudes y enjuiciamientos, y, en consecuencia, se cie-rran en banda ante la posibilidad de que eso se pueda producir. Peor para ellos: en el caso de "Un franco, 14 pesetas", se pierden la posibilidad de disfrutar con un pedacito de cine hermoso, entrete-nido, tierno y humano, muy humano.

clip_image001  Y es que esta primera película, co-mo director, del celebrado actor (fun-damentalmente, televisivo) Carlos Iglesias, resulta sorprendente por la excelencia de un resultado muy por encima de sus pretensiones. No se trata, ciertamente, de una pelí-cula grandiosa, ni por su factura técni-ca —sencilla y muy poco artificiosa, aunque sí se trata de una película ela-borada con el suficiente cuidado co-mo para que la recreación ambiental del tiempo y el lugar de la historia re-sulten absolutamente creíbles—, ni por lo profundo de sus enunciados —la historia también es un evento cotidiano, común, alejado de cual-quier épica, ni colectiva ni individual, aunque eso no es óbice para que esté muy bien trabada desde el punto de vista dramático—, pe-ro el autor ha puesto en la misma una mirada tan cariñosamente personal, se le nota tanto que nos está transmitiendo una vivencia muy cercana, que, ante ello, cualquier elemento formal o temático sobre el que podamos entrar en valoraciones queda, de manera ine-vitable, minimizado, encogido.

  En cualquier caso, he de insistir en que, desde esa premisa de sencillez y escasa pretenciosidad, "Un franco, 14 pesetas"presenta una factura formal bastante cuidada, en la cual des-taca, sobremanera, un trabajo de dirección artística verdade-ramente encomiable, que nos transporta de una manera tan viva como precisa tanto a esa España mugrienta y pobre de los prime-ros años 60 como, en contraste, a una Suiza próspera, rica y her-mosa, la encarnación del mito de Eldorado al alcance de una emi-gración ávida de mejorar su triste situación económica. Resulta evi-dente que hay una intencionalidad clara en remarcar los términos de ese contraste, aunque en ningún momento se pueda atisbar en el mismo un sentido de crítica profunda desde una perspectiva so-cial (las aristas están pulidas, hasta el punto de que si hay algo que aleja a esta amable y tierna comedia de un cierto regusto ber-languiano es, precisamente, esa falta de retranca y acidez), sino, más bien, el retrato fiel de lo que fue la vivencia personal de los he-chos —que, en todo caso, resulta muy creíble en términos dramáti-cos—.

clip_image002 También el film nos ofrece una historia que engancha, una peri-pecia personal humilde, pequeña, desde una perspectiva objetiva, pero que se engrandece por el án-gulo de la mirada: la —admirativa— del hijo que, desde su corta estatura, y su dificultad para comprender cier-tas cosas, contempla a su padre co-mo un hombre cabal, íntegro, aunque no se trate de ningún héroe (sólo en algún episodio concreto hay, quizá, un punto de exceso en ese sentido); en suma, y como decía aquella can-ción de Silvio Rodríguez, por lo me-nos, querible. Es admirable, desde luego, la esquizofrénica capaci-dad de Carlos Iglesias para desdoblarse, mágicamente —y es que el tono de la narración nunca pierde ese punto de encanto, de lumi-nosidad, de dulzura, siempre al borde del abismo de la ñoñería, pe-ro sin caer nunca en él—, en el Iglesias-actor-padre (conteniendo siempre una vena histriónica subterránea, y ofreciendo una compo-sición muy tierna y muy humana del personaje) y el Iglesias-direc-tor-niño (el dueño de esa mirada que posa sobre su padre, no tanto como exponente de un fenómeno social —el de la emigración es-pañola de los años 60—, que queda muy bien retratado, quizá co-mo efecto colateral, sino más bien como un referente básicamente personal). Y su pulso narrativo y su capacidad para dotar a la histo-ria de una continuidad y uniformidad de tono y talante admirables —ese de comedia salpimentada con ligeros pasajes de contrapun-to agridulce, no siempre fácil de conseguir— nos demuestran tam-bién que, tras unos antecedentes un tanto “engañosos” (por decirlo de alguna manera), se halla un hombre con las ideas muy claras acerca de cómo se hace “esto de las películas”.

  No quisiera cerrar esta reseña, porque me parecería una tremenda injusticia, sin hacer mención al trabajo interpretativo de la compa-ñera principal de reparto de ese Iglesias-actor al que antes he aludi-do, que es Nieve de Medina: su composición, sobria, medida, que jamás hace sombra al dueño absoluto de la función, es uno de los elementos más convincentes, en este rubro, del film, y creo que se hace digna acreedora a cualquier reconocimien-to formal que, en su momento, se pueda plantear. Trabajos mucho menos convincentes se han visto premiados en los más diversos ámbitos, con lo cual sería de la más “cajoniana” lógica el que esta actriz, siempre tan sólida y tan creíble (en esta película, una vez más, también), los obtuviera por mor de este papel.

clip_image003  Supongo, amigos lectores, que de-cirles, a estas alturas de escrito, que "Un franco, 14 pesetas" es una pelí-cula que me ha sorprendido muy agradablemente, por sus bondades, y que me ha gustado mucho, mucho, sería como una especie de pequeño insulto, una puesta en cuestión bas-tante insolente de sus (obvias) capa-cidades deductivas. Se impone, pues, supongo, y para compensar, una con-fesión (quizá impúdica, no sé): alguna secuencia hubo en la que este humil-de escribiente tuvo que deshacer, no sin trabajo, y sin perder la sonrisa, cierto nudo en la garganta. Hacía muchos, muchísimos años que eso no me pasaba en un cine. No debe ser casual. Gracias, señor Iglesias, muchas gracias, y le espero en la próxima. No tarde, a ser posible...

si te gusta este tema sigue leyendo...

Bella (película)  

Publicado por alinatijesus

Mi critica:

Genial, ejemplo de peli hecha con dos duros y con un impacto total, nada de grandes superproducciones ni nada por el estilo, un buen guión, unos buenos actores, una buena dirección y MAGIA: una peli con mensaje, con gran importancia a las relaciones familiares, personales y demás.

Bella-b

A continuación un monton de información sobre la peli que os vendrá muy bien.

Para que sepáis toca una tematica superactual: el ABORTO con otra visión.

SINOPSIS

José es una estrella de futbol internacional quien se encontraba en su camino para firmar un contrato multimillonario, cuando una serie de eventos desafortunados desencadenan el final de su carrera de manera abrupta. Ahora es el chef principal del restaurante de su hermano Manny.Nina es una bella camarera en dicho lugar, quien lucha por sobrevivir en Nueva York, descubre algo sobre si misma para lo cual no está preparada. Es así como un irreversible momento, hace que sus vidas den un giro inesperado, hasta que un simple gesto de bondad los lleva a unirse, convirtiendo un día ordinario en una experiencia inolvidable



Bella

Título

Bella

Ficha técnica

Dirección

Alejandro Gomez Monteverde

Producción

Sean Wolfington
Eduardo Verástegui
Leo Severino
Alejandro Gomez Monteverde
Denise Pinckley

Guión

Alejandro Gomez Monteverde
Patrick Million
Leo Severino

Música

Stephan Altman

Fotografía

Andrew Cadelago

Montaje

Joseph Gutowski
Fernando Villena

Reparto

§ Eduardo Verástegui como José

§ Tammy Blanchard como Nina

§ Manny Perez como Manny

§ Ali Landry como Celia

§ Ramon Rodriguez como Eduardo

§ Herbie Lovelle hace un cameo como un vagabundo.

Datos y cifras

País(es)

México
Estados Unidos

Año

2007

Género

Drama

Duración

91 minutos

Idioma(s)

inglés
español

Compañías

Productora

Metanoia Films

Distribución

Lionsgate (Estados Unidos)
Quality Films (México)

Presupuesto

$4,300,000

Ficha en IMDb

Bella es una película del año 2006 dirigida por Alejandro Gomez Monteverde protagonizada por el actor mexicano Eduardo Verástegui y Tammy Blanchard.

Situada en Nueva York, la película trata sobre como en un momento puede cambiar la vida de dos personas para siempre. La película ganó el premio People's Choice Award en el Festival Internacional de Cine de Toronto, usual antesala del Premio de la Academia Americana de Cine Óscar.


Premios

Bella se llevó el premio People's Choice Award en el Festival de Cine Internacional de Toronto en 2006, situándolo en la categoría de previos ganadores al Oscar junto con Carros de Fuego, La vida es bella, Belleza Americana, entre otras.

En el 2007 Bella ganó en el Festival Heartland el premio Crystal Heart Award y también el gran premio de US$100,000 (cien mil dólares americanos) para el Mejor Film Dramático. Este es el mayor premio en efectivo de cualquier festival de cine en el mundo. Bella ya había ganado dicho año ese Festival y el segundo premio fue otorgado por una selección entre las 5 mejores películas dramáticas.

El Instituto Smithsoniano, el más grande y prestigioso del mundo, entregó el día 5 de septiembre del 2007 el Premio Legacy (Herencia) a los cineastas mexicanos Eduardo Verástegui y Alejandro Monteverde, por su positiva contribución al arte y cultura latina,en una gran fiesta de gala, en reconocimiento a sus contribuciones a la cultura de ambos países por medio de su trabajo, visión y compromiso.

Recibió también en el 2007 el Tony Bennett Media Excellence Award.

Recaudó 1,3 millones de dólares en su primer fin de semana en sólo 165 pantallas a pesar de competir con películas que se exhiben en 3.000 a 4.000 pantallas. En total recaudó 7,6 millones de dólares.

Música

La música está compuesta por Stephan Altman y las canciones que se escuchan a lo largo de la película y durante los créditos son:

§ Sway - Rosemary Clooney

§ El Pilote - Manuel Iman

§ Te Lo Agradezco Pero No - Alejandro Sanz

§ On My Own/No Puede Salvarme - Joey Ryan

§ Valentín de la Sierra - Xocoyotzin Herrera

§ Lo Que Dios Quiera - Marco Flores

§ Cucurrucucu paloma - Caetano Veloso

§ En la Palma de tu Mano - Daniel Indart

§ Light On - Joey Ryan

§ Nearer Blessed Lord - Nina Simone

§ Junk in the Trunk - David Carpenter

§ Jaleo - Manuel Iman

§ Será la Forma - Daniel Indart

§ Meet me by the Water - Rachael Yamagata

§ My Love Goes Free - Jon Foreman

ARTICULOS Y ENTREVISTAS ANTE EL ESTRENO

Bella, la película que ha salvado veinticinco vidas.

clip_image001
Mañana llega a nuestras carteleras una película singular. Dicen los expertos que su calidad es superior a la media, pero tiene dos problemas. El primero es que es cine independiente, así que no tendrá el apoyo publicitario que tienen muchas películas mediocres. En segundo lugar, su visión del amor es "tradicional", que dirían los progres. Quizá habría que decir que los personajes sienten amor y no sólo atracción sexual. Se comportan como personas y no como animales. En esta sociedad enferma, que los seres humanos se comporten como tales es políticamente muy incorrecto.
Copio a continuación una entrevista a Eduardo Verástegui.

"MI PELÍCULA HA SALVADO VEINTICINCO VIDAS"

Renunció a una prometedora carrera de galán en Hollywood para producir películas indpendientes. Ahora estrena en España Bella, éxito de taquilla en Estados Unidos que reivindica a los latinos.

- Por fin nos trae a este lado del Atlántico su primera película como productor, Bella, que ha sido un fenómeno social en Estados Unidos y que desmonta los tópicos sobre los latinos...
- ¡Somos cincuenta millones de latinos en los Estados Unidos, más que españoles en España! Y allí desde hace décadas se nos estereotipa muy negativamente en el cine y en la televisión como delincuentes, narcotraficantes, prostitutas, borrachos, mujeriegos... Yo me estaba forjando una carrera convencional en Hollywood hasta que me di cuenta de que contribuía a esa manipulación con los papeles que aceptaba. Así que me hice la promesa de no volver a trabajar en ningún proyecto que ofendiera a mi fe, a mi familia o a mi comunidad latina, y de contribuir, como productor, a sanar la sociedad con películas diferentes que emocionen y muevan a la reflexión.
- En la "peli" destroza, supongo que voluntariamente, su imagen de "guaperas".
- Claro. Esto fue idea del director, Alejandro, que me dijo: "Tú has sacrificado tu carrear y te quedaste solo conmigo y con este proyecto. De modo que tengo que ponerte fachoso, con barbas para realzar la belleza interna del personaje".
- Además asume un papel atípico en el que la relación con la chica es platónica...
- Queríamos hacer una historia de amor profunda, más allá del romance. Y romper con las reglas, porque, ¿qué hubiera hecho Hollywood en la escena de la playa?
- ¡Un revolcón, seguro!
- ¡Claro! Un revolcón. Y, después, la protagonista habría abortado, a él le pegan un tiro y ella se suicida. Con esos ingredientes en Hollywood dirían "¡Qué peliculón!". Ganaría el Oscar. Pero nosotros pretendíamos otra cosa. Mostrar el verdadero rostro del latino, a través de una familia unida y trabajadora en la que padres e hijos comen juntos.
- ¿Eso es lo que el público ha agradecido?
- La gente de la comunidad latina cuando veía esta película nunca me comentaba "qué buena" o "qué mala". Simplemente me decían "gracias"
- Sus planteamientos como cineasta recuerdan algo a Frank Capra, en la onda de "¡Qué bello es vivir!"
- ¡Ayer me dijeron lo mismo! Aunque no nos hemos inspirado en eso.
- ¿Tiene nuevos proyectos entre manos?
- Sí, cinco diferentes, pero todos con el mismo espíritu que ha animado "Bella". Para mí lo más satisfactorio no es que la película haya ido bien en taquilla, sino que ha salvado veinticinco vidas. Me consta ese número de casos de mujeres que han renunciado a abortar después de verla.
- ¿Es católico practicante?
- Voy a misa todos los días. Al llegar a España lo primero que he hecho es informarme de cuáles son las parroquias más cercanas al hotel. Necesito ese alimento espiritual.

Bella: una película sobre el amor más puro

Bella es una película sobre el amor que va más allá del romance, llena de corazón, alma y buenos mensajes. Increíblemente encantadora, con grandes actuaciones.

Bella: una película sobre el amor más puro

El primer largometraje de Metanoia Films, hecho con poco presupuesto y pocos famosos, basado en un hecho real, ha resultado ganador —por gracia de Dios, dice Eduardo Verástegui— del Premio del Público en el festival de Toronto. Las críticas a su favor en Estados Unidos son abrumadoras.
Muchos ya hemos escuchado sobre la conversión de Eduardo Verástegui, actor mexicano que iniciaba una exitosa carrera en México y en Hollywood. Después de haber estado inmerso en el ambiente viciado del mundo de la farándula, un encuentro con Dios lo llevó a proponerse un cambio de valores, y a hacer de su vida algo que sirviera a Dios y al prójimo. Según nos hemos enterado por una entrevista en el canal católico de EU, EWTN, su primera intención fue retirarse del mundo a una existencia de soledad y silencio.
Pero un sacerdote que ha tenido contacto con los medios lo desafió a que llevara su mensaje precisamente al mundo del espectáculo y a través del espectáculo. La pregunta era: ¿Se puede? Porque ya estamos acostumbrados (y los mexicanos más) a pensar que sólo triunfa lo vulgar, lo inmoral, lo grotesco, lo deprimente, lo erótico, lo irreverente... la cultura de la muerte, pues.
Ahora, por medio de la misma entrevista, nos enteramos de que este actor, junto con otros cineastas y empresarios que comparten su modo de pensar, ha fundado la productora Metanoia (Conversión) Films, con el objetivo de crear películas que lleven mensajes edificantes y, sobre todo, que muestren las bondades de la cultura latina, en contra de la imagen primitiva y caricaturesca del latino que la cultura Hollywoodense ha creado.
Su primera película, Bella, hecha con poco presupuesto y pocos famosos, basada en un hecho real, ha resultado ganadora —por gracia de Dios, dice Verástegui— del Premio del Público (Peoples Choice Award) en el festival de Toronto que, según los críticos, es como la antesala del Óscar. En situación similar han estado películas como Carros de Fuego, Belleza Americana o La Vida es Bella.
Las críticas a favor en EU han sido abrumadoras. Se trata de una historia de amor que va más allá del romance, llena de corazón, alma y buenos mensajes. Increíblemente encantadora, con grandes actuaciones. Una película poderosa, apasionada e impredecible; una rara joya cinematográfica. Captura las mejores cosas de la vida: amor incondicional, el valor de la vida del no nacido, la familia, la redención... Nos muestra que a veces hay que perder algo para descubrir lo que realmente importa.
Algunos comentaristas han visto en esta película un triunfo de los iberoamericanos, que han desafiado y vencido a los sajones en su propio terreno y con sus propias armas. Nosotros lo queremos ver como un triunfo de la bondad sobre la barbarie. «Dice la Biblia que ni la hoja del árbol se mueve sin la voluntad de Dios», decía el obispo. «Pero algo ha de tener que ver el aigre», decía la viejita. Aquí sucede al revés: no dudamos que Verástegui y sus compañeros sean muy talentosos, pero algo ha de haber tenido que ver Dios.
La película fue estrenada en Estados Unidos el año pasado y en México se estrenará en el mes de mayo. Esperamos que mucha gente se beneficie al irla a ver y que estos inspirados productores encuentren el aliciente para seguir adelante.

si te gusta este tema sigue leyendo...